Consultoría Fiscal

31

dic 2019

¿Qué pasa con los contratos privados celebrados entre las partes?


Las disposiciones fiscales, cada vez han venido dando mayor relevancia a la formalidad de los contratos. Es pertinente aclarar que esto no significa una reforma en si, sino solamente hacer valer la legislación existente en el código civil que regula todo lo referido a los contratos.

Es importante alcanzar el valor probatorio para legitimar los actos realizados, es la razón por la que el SAT exige ahora elementos de validez en los contratos.

La fecha cierta garantiza que no se trata de un documento elaborado al vapor, sino que el acto jurídico tiene la naturaleza manifestada en la intención que lo originó y que no se trata de una intención fabricada “a modo” acomodándose a circunstancias posteriores. De esta manera se pretende evitar documentar actos fraudulentos.

Se considera fecha cierta:

  1. La fecha de inscripción en el registro público.
  2. La fe pública que conste en el documento.
  3. La muerte de cualquiera de los firmantes.

La sustancia económica significa que prevalece el fondo de cada operación sobre la forma jurídica que la viste.

Para la profesión contable es un reto saber separar el fondo económico sobre la forma jurídica, es decir, debemos hacer los registros conforme a la afectación real en la posición financiera y resultados del ente económico, con supremacía sobre la vestidura jurídica que se pretenda.

La sustancia económica se caracteriza por:

  1. Debe limitarse al objeto y esencia del ente económico.
  2. Se deben reconocer todas las operaciones tal como afectan al negocio.
  3. Otorgar supremacía al fondo económico sobre la forma jurídica.

Apegándose a las Normas de Información financiera, el registro contable debe respetar las características de la sustancia económica y hacerla valer sobre la forma jurídica, sin dejarse llevar por la tendencia recaudatoria e las disposiciones fiscales.

Razón de negocio (Business purpose)

Se trata de una figura común en el derecho anglosajón, pretende apoyar métodos para evitar la elusión tributaria.

La legislación fiscal mexicana apenas acaba de incorporar el concepto al Código Fiscal de la Federación y tratando de adecuarse a la doctrina respectiva, define que no hay razón de negocio cuando en el acto jurídico el beneficio fiscal sea mayor que el beneficio económico razonablemente esperado, además cuando se trate de una serie de actos jurídicos se presumirá la ausencia de razón de negocio cuando el beneficio económico razonablemente esperado, pudiera alcanzarse mediante la realización de un menor numero de actos jurídicos y el efecto fiscal de estos hubiere sido mas gravoso.

De esta manera la autoridad trata de vincular la carga tributaria en relación con el beneficio económico real.

Para sustentar adecuadamente las transacciones, los contribuyentes deberán poner mayor atención en documentarlos mediante los contratos necesarios.

Otra razón para celebrar los contratos es la definición de las responsabilidades de los contratantes y asegurarse de la legalidad de cada acto.

Es necesario que al celebrar cada acto se tenga un protocolo de contratación, con el fin de protegerse de posibles fraudes o simples falsificaciones. Ese protocolo debe ser acorde a las características propias de cada acto, sin embargo, podemos mencionar algunos aspectos comunes:

  1. Que el contrato conste por escrito y pueda demostrarse la fecha cierta, en los términos señalados antes.

 

  1. Acreditar la personalidad jurídica de las partes que lo firman, identificando fehacientemente a cada uno, anexando las pruebas documentales respectivas.

 

  1. Comprobar el domicilio real y cierto de los contratantes.

 

  1. Vincular con los elementos necesarios, tales como identificación de las cuentas bancarias involucradas en los flujos de dinero; las licencias, permisos o autorizaciones procedentes al caso, recibir los entregables correspondientes, etc.

 

  1. En casi todos los casos, solicitar la constancia de cumplimiento fiscal y registros ante las instituciones y dependencias correspondientes.

 

  1. Que se defina el personal actuante y se compruebe las competencias necesarias para prestar los servicios contratados, en su caso.

 

  1. Que se demuestre la capacidad técnica y material para la realización de los actos contratados.

 

  1. Asegurarse que la persona física o moral contratista, sea la que realmente expida los CFDI´s respectivos y que los pagos se realicen a su nombre con las formalidades que exigen las disposiciones fiscales.

 

  1. Revisar periódicamente que no sean empresas enlistadas por el SAT en los términos del articulo 69-B.

 

En nuestra firma estamos preparados para apoyarlos en el cumplimiento y supervisión de estas obligaciones, entre otras.

 


BHR Logo
BHR, Contadores Públicos Certificados, Abogados y Consultores

  • En México somos 60 Socios y más de 500 colaboradores con presencia en 20 ciudades de la República: Ciudad De México, León, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Los Mochis, Celaya, Mérida, Puebla, Villahermosa, Cd. Obregón, Mexicali, Mazatlán, Nogales, Hermosillo, Culiacán, Aguascalientes, Querétaro, La Paz B.C.S. y San Luis Río Colorado.
  • Nos ubicamos en el lugar número 9 de las firmas contables más importantes de México del Ranking 2018 del International Accounting Bulletin (IAB) de Londres, Inglaterra.
  • "Política de calidad: Somos una firma de Contadores Públicos Certificados, Abogados y Consultores de Negocios, que presta servicios especializados y diferenciados preservando el cumplimiento de los requisitos aplicables mediante el cumplimiento de normas y estándares de calidad, asumiendo el compromiso de vivir la “Cultura de la Calidad”, siempre enfocada hacia la mejora continua de sus servicios.

SERVICIOS

Servicios

PRESENCIA NACIONAL


CONTACTA NUESTROS SERVICIOS

servicios@bhrmx.com

OFICINAS CENTRALES

  • Av. Insurgentes Sur 1898 piso 15 Col. Florida,
    C.P. 01030 México, D.F.
    Tel. +52 (55) 5447-7400
    01 800 831 2680
    cjaramillo@bhrmx.com

Call Now Button